CUANDO EMPEZÓ

6/11/15

Cuando empece a dibujar exactamente no lo sé. Supongo que cuando iba a preescolar, en clase con cuatro o cinco años.

Pero recuerdo perfectamente en que momento me interesé por dibujar  e intentar hacerlo bien.

Mi madre me cuenta que con cinco años hacia unos buenos garabatos incomprensibles.

Mi recuerdo no lo ubico. No sé exactamente cuantos años tendría.
Pero ocurrió que un día más, de parque, de columpios y juegos. Ese día se convirtió en una clase de dibujo improvisada. Una amiguita un poco mayor bajo al parque con unas hojas y unas pinturas y sentadas en esas mesas de ajedrez que raramente se encuentran ya., nos pusimos a pintar.
Ella dibujaba unos muñecas preciosas a mi parecer y yo quería hacerlas igual de bonitas con su pelo, su vestido, su carita con ojos grandes y pestañas.

Recuerdo una segunda vez, fue en el cumpleaños de un amiguito, el cual lo celebro en su casa.
Esos cumpleaños de antes que se celebraban en el salón con una mesa llena de sandwichs de todo tipo, patatas fritas, gusanitos, donde las botellas de refresco andaban libres y mezclabas naranja con cola y mojabas  patatas fritas.
Pues fue allí donde vi un cuadro pequeñito, en el pasillo. De una niña sentada de espaldas en un banco observando el horizonte, en unos colores pasteles. Aquel dibujo lo intente recopilar, luego en casa, unas cuantas veces.

Y fue entonces cuando empezó y hasta hoy.